Utopía Pirata

Códigos para compartir, hackear, piratear en libertad.

PPAr utiliza el femenino para referirse a las personas en general. En ese sentido, alentamos las diferentes formas, estrategias y herramientas para incorporar prácticas no antropocéntricas, sexistas, ni cisexistas en la lengua. Otras alternativas que apoyamos son el uso de la letra e, arrobas, equis, asteriscos, etc.

Introduccion

Este es un ejemplo de código que busca aportar un marco de consenso para garantizar la asistencia, permanencia y cómoda estadía de todas las personas que habitan los espacios de software libre, código abierto, computación, tecnologías, etc. Para esto, fija un piso de conductas deseables, aceptables, indeseables y/o intolerables para la comunidad. Podés usarlo sin cambios o modificarlo para adaptarlo a tus actividades. Este código está en permanente mutación colectiva y se alimenta, copia e inspira de las siguientes fuentes:

Procuramos mantener y fomentar una comunidad abierta, que invite y logre la participación de cada vez más personas, en toda su diversidad. Sabemos que los espacios de Software Libre, informática, sistemas, etc. son habitados mayormente por varones cis, blancos y de clase media, pese al reconocimiento de la necesidad de eliminar la brecha de géneros. En este sentido, este es nuestro pequeño aporte, hecho de prácticas colectivas de múltiples dimensiones, reflexiones, lecturas, experiencias que crecen día a día.

Puntos importantes para garantizar que nuestro espacio no resulte expulsivo

Escucharnos a todas y entre todas en un clima seguro

  • Para la escucha activa, preferimos preguntar primero, en lugar de hacer juicios.

  • Hacer silencio a veces es la condición para que otras puedan animarse a hablar. Escuchar es un ejercicio que requiere práctica.

  • Nos interesa lo que todas tengan para decir. Por lo tanto, si estás más entrenada en el ejercicio de participar, hablar, opinar, tené en cuenta que quizás haya otras que no lo estén tanto: darles el espacio si quieren tomarlo. ¡Pero recordá que incentivar no es lo mismo que presionar!

  • Le damos tiempo y espacio a todas para que puedan responder.

  • Ajustamos nuestro comportamiento apropiadamente cuando nos lo pidan, para sumar al clima de respeto.

  • Es una falta de respeto repetir un comportamiento dañino que ya se identificó como tal. Puede incomodar, lastimar y expulsar a otras, por lo que preferimos llamar la atención sobre este punto todas las veces que sea necesario y tolerable.

  • Evitamos esto nosotras y ayudamos a otras a darse cuenta cuando lo están haciendo.

  • En los casos en los que los llamados de atención resultan insuficientes, preferimos apelar a este código para sostener la convivencia.

  • Una manera en la que los espacios de Software Libre pueden y suelen ser expulsivos es mediante actitudes que no contemplan la diversidad de saberes e interlocutor*s. So pretexto de incluir tecnicismos, muchas compañeras quedan al margen de lo que está sucediendo, muchas veces, sin que nadie tenga la mínima delicadeza de verificar que todas estén siguiendo la conversación.

    Recomendamos fervientemente estar atentas a estas dinámicas para poder evitarlas y/o revertirlas.

  • La otra cara de la situación anterior es el famoso “mansplaining”: un tipo poniéndose en el lugar de la autoridad del saber para (sobre-) explicar todo a la otra, de manera paternalista y sin tener en cuenta lo que la otra quiere o no escuchar, decir, lo que sabe o hace, etc.

  • Creemos que no hace falta ser “una voz autorizada” para opinar y participar. La cultura libre se comparte entre tod*s.

  • “Compartir es bueno” vs. “Google is your friend”. La meritocracia y ciertos códigos tradicionales de ciertas ciber-comunidades suelen operar de manera contraria a la propuesta de la cultura libre de compartir. Apoyamos la cultura piratil que suma ++ piratas a los barcos. Creemos que la cultura es para tod*s y desafiamos las prácticas elitistas.

  • No damos por sentado que la persona con la que estamos interactuando comparte gustos, creencias, pertenencias de clase, sexualidad, etc. Podemos ser violentas si hacemos una lectura equivocada de la otra. Recomendamos siempre preguntar de manera respetuosa y evitar comentarios o chistes que puedan herir a las otras.

  • Usamos lenguaje amable e inclusivo y mostramos conductas amables e inclusivas.

  • Respetamos los diferentes puntos de vista, experiencias, creencias, etc. y lo tenemos en cuenta cuando estamos en grupo para verlo reflejado en nuestras actitudes.

  • Aceptamos las críticas. En especial las constructivas ;)

  • Nos enfocamos en lo que es mejor para la comunidad, sin por ello perder de vista la calidez, el respeto y la diversidad entre cada una de nosotras.

  • Mostramos empatía con las otras. Queremos comunicarnos y compartir.

  • Respetamos los límites que establecen otras personas (espacio personal, contacto físico, ganas de interactuar, no querer dar datos de contacto o ser fotografiadas, etc.)

  • ¡Queremos y (creemos) en sumar piratas!

Consentimiento para documentar o compartir en medios

  • Si vas a filmar o sacar fotos, comentalo en la sala, para que las personas estén al tanto y puedan dar o no su consentimiento.

  • Si hay menores, consultalo con su familia responsable.

  • Implementamos El Semáforo para identificar quiénes quieren o no ser fotografiadas y bajo qué condiciones. Tenelo en cuenta y pedí las referencias, tanto si vas a tomar registro como

Nuestro compromiso contra el acoso

En el interés de fomentar una comunidad abierta, diversa y acogedora, nosotras como contribuyentes y administradoras nos comprometemos a hacer de la participación en nuestro proyecto y nuestra comunidad una experiencia libre de acoso para tod*s, independientemente de la edad, diversidad corporal, capacidades, neuro-diversidad, etnia, identidad y expresión de género, nivel de experiencia, nacionalidad, apariencia física, raza, religión, identidad u orientación sexual.

Ejemplos de comportamiento inaceptable por parte de participantes:

  • Comentarios ofensivos relacionados con el/los género/s, la identidad y expresión de género, la orientación sexual, las capacidades, las enfermedades mentales, la neuro(a)tipicalidad, la apariencia física, el tamaño corporal, la raza o la religión.

  • Comentarios indeseados relacionados con las elecciones y las prácticas de estilo de vida de una persona, incluidas, entre otras, las relacionadas con alimentos, salud, crianza de l*s hij*s, drogas y empleo.

  • Comentarios insultantes o despectivos (trolling) y ataques personales o políticos.

  • Dar por sentado el género de las demás personas. En caso de duda, preguntá educadamente por los pronombres. No uses nombres con los que las personas no se identifican, usá el nombre, nickname o apodo que hayan elegido (¿Realmente necesitás el nombre y el número de DNI, datos biométricos, carta natal, etc.?).

  • Comentarios, imágenes o comportamientos sexuales innecesarios o fuera de lugar en espacios en los que no son apropiados.

  • Contacto físico sin consentimiento o reiterado tras un pedido de cese.

  • Amenazas contra otras personas.

  • Incitación a la violencia contra otra persona, que también incluye alentar a una persona a suicidarse o autolesionarse.

  • Intimidación deliberada.

  • Acechar (stalkear) o perseguir.

  • Acosar fotografiando o grabando sin consentimiento, incluyendo también subir información personal a Internet sobre alguien para acosarle.

  • Interrumpir constantemente en una charla.

  • Hacer comentarios sexuales indeseados.

  • Patrones de contacto social inapropiados, como por ejemplo pedir/suponer niveles de intimidad inapropiados con las demás.

  • Seguir tratando de entablar conversación con una persona cuando se te pidió que no lo hagas.

  • Divulgar deliberadamente cualquier aspecto de la identidad de una persona sin su consentimiento, excepto que sea necesario para proteger a otras personas de abuso intencional.

  • Hacer pública una conversación privada de cualquier tipo.

  • Otros tipos de conducta que pudieran considerarse inapropiadas en un entorno de camaradería.

  • Reiteración de actitudes que las participantes señalen como ofensivas o violatorias de este código.

Consecuencias

  • Se espera que la persona a la que se la haya pedido que cese un comportamiento que infringe este código acate el pedido de forma inmediata, incluso si no está de acuerdo con este.

  • Las administradoras pueden tomar cualquier acción que juzguen necesaria y adecuada, incluido expulsar a la persona de la actividad sin advertencia. Esta decisión la toman las administradoras en consenso y se reserva para casos extremos que comprometan la continuidad de la actividad o bien la posibilidad de permanencia en ella de otras participantes sin sentirse agraviadas o amenazadas.

  • Las administradoras se reservan el derecho a prohibir la asistencia a cualquier actividad futura.

Como mencionamos antes, este código está en permanente mutación colectiva. El objetivo principal es generar un ambiente inclusivo y no expulsivo, un ambiente transparente y abierto en el que no haya escalones faltantes (“el escalón que falta en la escalera y todo el mundo sabe y avisa pero nadie se quiere hacer cargo”). Es importante que se adapte a las actividades y se nutra de las contribuciones de las asistentes. Recibir tus comentarios y aportes nos ayudará a cumplir con su objetivo principal.

Sigamos en contacto!

Si pasaste por alguna situación que quieras compartir –te hayas animado o no a decirlo en el momento–, podés ponerte en contacto con nosotras.

Con respecto a quejas o avisos acerca de situaciones de violencia, acoso, abuso o repetición de conductas que se advirtieron como intolerables, tomamos la responsabilidad de tenerlas en cuenta y trabajar en ellas para que el resultado sea el favorable al espíritu de colectiva que elegimos y describimos aquí. Si bien consideramos que las prácticas punitivistas no van con nosotras, nuestra decisión explícita es escuchar a la persona que se manifiesta como violentada o víctima y acompañarla.